ACTIVAR LAS DEFENSAS DE FORMA NATURAL

Hay dos periodos durante el año donde el organismo necesita ser reforzado, no porque esté más debilitado durante esos periodos, sino porque el medioambiente está más contaminado con esporas, polen, bacterias, virus, etc. estoy hablando del otoño y la primavera.

Sin embargo, nuestro organismo dispone de los medios suficientes como para hacer frente a este tipo de agresiones, aunque nunca está demás “echarle una mano” y evitar con ello, males mayores.

Tradicionalmente se ha recurrido a la vitamina C como uno de los remedios más eficaces para reforzar el sistema inmunológico, y es cierto, pero existen otros remedios tanto o más eficaces, siempre dentro del mundo de la medicina natural.  Hoy voy a hablar de cuatro hongos cuya reputación dentro de la medicina tradicional oriental (China, Japón, etc.) es de sobra conocida desde hace siglos. Sus propiedades van más allá de lo que pudiera esperarse de unos hongos que se empezaron a consumir como alimento y no como medicamento. Me estoy refiriendo a:

  1. Reishi (Ganoderma lucidum) antitumoral, reduce el azúcar en sangre, inmunoestimulante
  2. Shitake (Lentinula edodes) inmunoestimulante, antiinflamatorio intestinal
  3. Pleuroto de ostra (Pleurotus ostreatus) antitumoral, reducel el colesterol, refuerza las defensas
  4. Maitake (Grifola frondosa) anti-cándida, antiviral, antidiabética, refuerza las defensas

De los cuales se ha escrito mucho, tanto en el ámbito culinario, como decía anteriormente, como en el de la medicina, donde se utiliza, entre otras cosas, para aumentar el potencial defensivo del sistema inmunitario.

Estas son algunas de sus múltiples propiedades:

  • Inmunomoduladoras
  • Antitumorales
  • Cardiovasculares
  • Antivirales
  • Antibacterianas
  • Antiparasitarias
  • Su actividad medicinal y terapéutica actúa sobre:
  • El sistema inmunitario
  • El colesterol
  • La glucemia
  • La presión arterial
  • Los radicales libres (antioxidante)